Actualidad y Noticias

Loading...

miércoles, 20 de mayo de 2015

VIOLENCIA DOMÉSTICA




La reciente ola de femicidios vivida en nuestro país y que es creciente en todo el mundo ha actualizado reflexiones hechas hace 10 años que aún creo válidas.

"Los ataques físicos resultan sub-reportados incluso por las mujeres, quienes muchas veces no desean exponer su vida privada a la mirada pública y solo se denuncian cuando son muy graves o irreversibles. Como fiel reflejo de lo mencionado no existen, ni siquiera respecto del maltrato físico sobre mujeres estadísticas nacionales o internacionales válidas y confiables porque éstas se ven afectadas (sesgadas) por el fenómeno del ocultamiento o no-denuncia por temores personales, temor a la venganza del agresor/es, vergüenza pública, pudor, y una multi-causalidad no determinada bien aún ("De eso no se habla")
No debe extrañarnos que el problema de la violencia doméstica esté mal registrado en los circuitos de salud mental o de los hospitales, y sobre eso nos advierten todos los trabajos serios sobre agresión y maltrato. La mayor defensa de las personas agredidas es la denuncia y buscar centros especializados si los hubiera. 
Existen una serie de indicios y señales que permiten prever que se propinará un golpe, toda una gama de conductas de agresión psicológica cuyo epilogo es la cachetada.  
El secreto de las conductas de agresión de cualquier clase, propio de este tipo de fenómenos, se ve más reforzado aún cuando la víctima es un hombre porque los valores culturales no conciben que los varones muestren señales de debilidad, perplejidad, miedo, o pánico, aunque la clínica nos demuestre en todos los casos que, contradiciendo al "machocentrismo" proclamado, los hombres presentan estos sentimientos igual que las mujeres, aunque lo expresen de modos distintos.

Este escrito desea que la mirada de los interesados considere a la violencia doméstica y otra clase de fenómenos de maltrato físico y psíquico dentro del marco amplio de todas las variables que intervienen: 1) Los fenómenos culturales del postmodernismo donde predominan el consumismo excesivo, la inmediatez, la falta de un pensamiento reflexivo, la propensión a la acción. 2) El incremento de las adicciones sobre las que también se mantiene un elevado monto de secreto. 3) Los fenómenos sociales y económicos (movilidad, inestabilidad laboral o desempleo). 4) Los cambios de valores sobrevenidos por los cambios de época y otros que conforman una verdadera red que desemboca en la violencia doméstica, en el abuso de los más débiles (niños, mujeres, ancianos) sin distinciónes.

No voy en esta breve comunicación a ser exacto en asuntos que son objeto de amplios estudios que aún no tienen certezas sobre una multitud de nuevos fenómenos que se han incrementado.
Recién se están estudiando en nuestro país (en 2006) pero como es un tema abierto nos dará más de una sorpresa todavía.  Si estos fenómenos fueran medibles y cuantificables como ocurre en las ciencias exactas, aunque no en salud mental, yo no estaría escribiendo estos apuntes para señalar que en la investigación en salud mental no debemos quedarnos con lo obvio o con lo que resalta del conjunto, sino investigar a fondo qué está ocurriendo, como ha sido invariable desde que se organizaron las disciplinas que aportan a la salud mental como la sociología, psicología, psicoanálisis y psiquiatría"

La violencia no se trata de una de las tantas modas en salud mental. Llegó para quedarse.


viernes, 8 de mayo de 2015

Los Apolíticos.

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Martin Niemöller

Bertold Brecht también hizo una versión de este escrito con pequeñas diferencias.
Como este mensaje es claro y el texto de Brecht muy parecido no creo necesario publicarla.

miércoles, 6 de mayo de 2015

La Angustia en el Psicoanálisis

Versión de "El Grito" de Edvard Munch (1893)

..."En todos los casos la angustia constituye una reacción a un peligro experimentado por el sujeto, que sin embargo no puede aprehenderlo con precisión, y menos aún explicárselo. A diferencia del miedo (Furcht), que remite a un objeto bien definido, y del terror (Schreck), que deriva del afecto de la sorpresa en un sujeto no preparado para la irrupción de un acontecimiento particular -nociones claramente definidas por Freud en Más allá del principio del placer (1920)-, la angustia (Angst) sería característica de un estado de espera relativo a un peligro no identificado con claridad. Así, aun faltando el reconocimiento del peligro, la angustia manifestaría su proximidad, impidiendo que el sujeto se entregue a un estado de pánico desordenado. «No creo que la angustia pueda engendrar una neurosis traumática», escribe Freud en Más allá del principio del placer, «hay en la angustia algo que protege contra el terror y por lo tanto también contra la neurosis de terror.» 
Ya al referirse a la angustia en las Conferencias de introducción al psicoanálisis (1916), Freud relacionaba la angustia con un estado (Zustand) y hacía abstracción del objeto, para diferenciarla del miedo; asimismo, el terror le parecía provenir de la materialización de un peligro para el cual el sujeto no había podido prepararse, precisamente por faltar una angustia previa..."

 http://www.tuanalista.com/Diccionario-Psicoanalisis/4068/Angustia-2-pag.2.htm

domingo, 3 de mayo de 2015

El Principito. Capítulo XI. A. de Saint Exupéry

CAPÍTULO XI
El segundo planeta estaba habitado por un vanidoso:
- Ah! Ah! He aquí la visita de un admirador ! - exclamó de lejos el vanidoso en cuanto divisó al principito.
Porque, para los vanidosos, los demás hombres son admiradores.
- Buen día - dijo el principito. - Tiene usted un extraño sombrero.
- Es para saludar – le respondió el vanidoso. – Es para saludar cuando me aclaman. Lamentablemente no pasa nunca nadie por aquí.
- Ah sí ? – dijo el principito sin comprender.
- Golpea tus manos una contra la otra – sugirió entonces el vanidoso.
El principito golpeó sus manos. El vanidoso saludó modestamente levantando su sombrero.
- Esto es más divertido que la visita al rey – se dijo el principito. Y siguió golpeando sus manos una contra la otra. El vanidoso volvió a saludar levantando su sombrero.
Después de cinco minutos de ejercicio, el principito se cansó de la monotonía del juego:
- Y para que el sombrero se caiga – preguntó – qué hay que hacer ?
Pero el vanidoso no lo escuchó. Los vanidosos nunca escuchan más que las alabanzas.
- Me admiras realmente mucho ? – le preguntó al principito.
- Qué significa admirar ?
- Admirar significa reconocer que soy el hombre más hermoso, mejor vestido, más rico y más inteligente del planeta.
- Pero si estás solo en tu planeta !
- Dame ese gusto. Admírame de todos modos !
- Te admiro – dijo el principito encogiéndose de hombros – pero para qué te puede eso interesar ?
Y el principito se fue.
Los adultos son decididamente muy extraños, se dijo simplemente a sí mismo durante su viaje.

Chapitre X      Chapitre XI      Chapitre XII
Capítulo X
Índice
Capítulo XII

viernes, 24 de abril de 2015

LA HORRIBLE INDIFERENCIA



 Narciso-Caravaggio (1594)

“El infierno son los otros” Jean Paul Sartre

“El Hedonismo como muerte del deseo”

“Lo contrario del amor no es el odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es herejía, es la indiferencia. Y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte”  Ellie Wiesel.

En la sociedad posmoderna del Siglo XXI se han cambiado los antiguos lugares de trabajo de la oficina, fábrica o taller en que la gente moraba e interactuaba y la misma índole del trabajo actual, robotizado, mecanizado o automatizado favorece el individualismo, el narcisismo y aunque diversos autores dan distintos nombres al ambiente existente se ha creado algo así como “La Era del Vacío” según el título de un libro del sociólogo francés Gilles Lipovetsky (1983) en la que el sentido del otro ha caído en desgracia y todas las imágenes exteriores perecen frente al espejo de Narciso. Dentro de este desierto simbólico predomina la Fría Indiferencia o como lo describe el mismo Gilles Lipovetsky: 

…”El Yo ya no vive en un infierno poblado de otros egos rivales o despreciados lo relacional se borra sin gritos, sin razón, en un desierto de autonomía y de neutralidad asfixiantes […] No contento con producir el aislamiento, el sistema engendra su deseo […] Cada uno se exige estar solo, cada vez más solo y simultáneamente no se soporta a sí mismo, cara a cara...”

O como afirma, premonitorio, Ernesto Sábato en su libro “La Resistencia” (año 2000)…”Trágicamente, el hombre está perdiendo el diálogo con los demás y el reconocimiento del mundo que lo rodea, siendo que es allí donde se dan el encuentro, la posibilidad del amor, los gestos supremos de la vida…”

Las palabras aparecen reemplazadas por visiones hipnóticas sobre un screen en que el otro ya no es tan necesario salvo como espectador. Narcisismo secundario  donde la investidura libidinal que previamente estaba puesta en objetos recae ahora, regresivamente sobre imágenes.  

Tal vez nos resulta más fácil y natural vinculamos en lo virtual con potenciales desconocidos y sin arriesgar “la puesta en cuerpo” porque tendrá razón Sigmund Freud y nos resulta muy difícil la relación con los demás en la realidad, la más dolorosa de las tres fuentes de sufrimiento humano, “El Malestar en la Cultura”
Así de paso podemos maquillar nuestra verdadera persona detrás de imágenes, desaparece la gordura, los años de más, todo perfecto. ¡Gozar!

Según el psicoanalista Sergio Rodríguez:
“La época actual de la Cultura es una fuente permanente de esos goces fatuos, que refuerzan veladuras al y a lo inconsciente. En primer lugar, promoviendo la adicción a las pantallas. Es hasta angustiante observar a grandes y chicos sólo pendientes del goce de sus miradas. Programas televisivos que transcurren por lo siniestro, usando a discapacitados[25] para entrampar la mirada[26], los accidentes y sus víctimas, o hechos delictivos con resultados de muertos, etc. Y la computadora + “jueguitos” + Internet, + etc. Contagian, a la que de fundadora del periodismo ha pasado a ser nada más que esporulaciones de la TV: la prensa escrita. Del mismo modo, taponan los oídos con la estridencia de ciertas “músicas” y bocinas. En consecuencia hay cada vez menos lugar para el deseo y el goce de las otras pulsiones: piel, musculatura, oralidad, analidad, genitalidad. (Sergio Rodríguez, ¿Sociedades Locas? Ver en:
http://psychenavegante.net/index.php?option=com_content&view=article&id=288:isociedades-locas&catid=69:psicoanalisis#_ftn25

    
 

jueves, 9 de abril de 2015

ALGUNAS TÉCNICAS DE RELAJACIÓN



Más allá de las neurosis clásicas, de las psicosis y perversiones hay un vasto territorio ocupado por manifestaciones somato psíquicas y psicosomáticas vagas, no bien definidas y multicausadas junto con algunos de los males de la vida moderna: los apuros, las presiones laborales, familiares, sociales y económicas producen en nosotros un síntoma muy frecuente, aunque no el único,  que es la contracción muscular por tensión que todos conocemos como "contracturas", particularmente de la nuca y hombros o de la zona cercana al cuello, aunque bajo tensión nos puede doler desde la misma cara hasta el cuero cabelludo. Muchos dolores de cabeza se explican por esa vía. 
Cuando nos ocurre pensamos en un masaje "salvador" de un ser querido o tomamos un analgésico de venta libre aunque existen técnicas específicas para no vivir crispado.

Claro que las técnicas de relajación no pueden remplazar a la consulta médica porque si esos dolores son persistentes puede tratarse de algo más que una contractura muscular por estrés cotidiano.

Hacerse ratos para "desenchufarse" y caminar un poco o "tomar un té" es muy recomendable, "no dejarse arrastrar por la corriente" y las malas posturas corporales.

Aparte de los ejercicios respiratorios o "asanas" yoga, de la práctica del Tai-Chi-Chuan con un instructor especializado, o del shiat-zu, reiki o masajes, aquí le brindamos algunos de los métodos más usuales de relajación muscular, o de disminución del alerta, que son ampliamente conocidos y practicados en la Medicina del Sueño y en otras especialidades de la medicina y la psicología.  Cualquiera puede ponerlos en práctica aunque lograr buenos resultados depende de la regularidad con que se practiquen.



RELAJACION MUSCULAR PROGRESIVA.

En 1938 el Dr. Edmund Jacobson en un libro sobre Insomnio publicó una técnica de relajación que llamó de "Relajación Muscular Progresiva". Consiste en contraer durante algunos segundos cada parte del cuerpo, y luego aflojarla o la "contracción-relajación" muscular de una duración de cinco o seis segundos cada una. Comenzando desde los dedos del pié por partes y progresivamente en sentido ascendente; significa que se comienza por cada uno de los dedos del pié, se sigue con cada empeine, las plantas del pié; con cada uno de los tobillos, de las pantorrillas, rodillas, muslos, cadera, cintura, abdomen, pecho, hombros, cuello y así en dirección ascendente hacia la cabeza o próximo-central sin olvidar el cuero cabelludo ni la parte de atrás del cuerpo. Aunque puede realizarse sin mayores conocimientos porque "a cada contracción muscular le sigue una relajación" hay profesionales que realizan consultas de media a una hora para enseñar o entrenar en este método natural de relajarse. Claro que la persona debe usar ropa "suelta", el sitio donde se está recostado debe ser cómodo, con luz tenue, de temperatura agradable y sin ruidos molestos. Este método se utiliza con frecuencia en los tratamientos de los problemas del sueño y en otros problemas donde la tensión muscular o los pensamientos "rumiantes" resulta un problema.



MEDITACION.

Meditación quiere decir "hacer nada" física y mentalmente, lo que ayuda a disminuir el alerta neurofisiológico y los pensamientos rumiantes ó invasivos. Se trata de una técnica para eliminar todo pensamiento conciente o voluntario. Para practicarla es necesario comenzar desde una posición cómoda, acostado, sentado en una silla, o sentado con las piernas estiradas apoyando la espalda contra la pared. Las condiciones ambientales deben ser óptimas, poca luz, sin ruidos y buena temperatura medio-ambiental. Lo primero es relajar el cuerpo y poner la mente en blanco, que no es tan sencillo como parece. Algunas personas encuentran útil pensar en una gran pantalla de cine en blanco, otras se concentran en el ritmo de su respiración. Se puede también repetir mentalmente o con sonidos palabras clave o MANTRAS, de las cuales el más famoso es OM, aunque pueden usarse otras o sonidos guturales. También puede producirse ese sonido con aire desde la garganta y exhalar por la boca, en forma más o menos suave. De este modo se produce un estrechamiento del terreno de la conciencia en un estado mental parecido al de escuchar música suave o al recién despertar. No estamos dormidos pero tampoco alertas. Han salido diversos libros con variantes de esta técnica y suele utilizarse en la medicina del sueño, y para combatir trastornos derivados del estrés o de la ansiedad. Parece una tontería hacerlo, pero en realidad es difícil aunque pueden lograrse estados mentales con gran paz y descanso. Con la quietud y ausencia del pensamiento conciente se pueden reducir los ritmos vitales y mejorar la oxigenación. Es cuando la persona más se dedica a sí misma. Es preciso advertir que si la persona se siente mal al realizarlo es preferible que lo consulte con un experto.



IMAGINERIA

Así se denomina una técnica que consiste en colocarse en una posición confortable con ropa cómoda y buenas condiciones ambientales, e imaginar o recordar con profundidad una situación placentera para quien lo practica. Imaginería no es su único nombre ya que en la literatura también se la denomina de otros modos. Esta situación o "lugar íntimo" puede ser una playa semi-desierta en un día soleado, donde la persona esta tomando sol y "siente" la calidez de la arena, el bienestar que proporcionan los rayos del sol, su piel caliente que le produce sensaciones corporales placenteras, pequeñas gotas de sudor que caen de su frente, el ruido de los pájaros en el mar, o del golpe de las olas, la brisa suave y cálida que mueve las hojas de los arbustos. Debe realizar estos procedimientos en forma muy concentrada y vívida, como si recordará las sensaciones que le resultan placenteras cuando está en realidad en la playa. No tiene porque ser la playa, puede ser una sierra o montaña, un río y sus aguas caudalosas, un pequeño pueblo, una isla en medio del mar, cada uno recurre a su "arsenal" de vivencias. La persona dirige la imaginación. Cuando esto en cambio se realiza bajo la supervisión de un profesional, este va sugiriendo despacio y con voz suave los pensamientos placenteros con "pausas" adecuadas a quien los practica. En estos casos puede practicarse en forma individual o grupal. Los cortes abruptos de los ejercicios no son recomendables porque son inesperados y muchas veces producen "sobresaltos", por eso hay que realizar una "vuelta" a la realidad pausada y sin esfuerzo alguno. En la literatura hay técnicas más elaboradas con diversos nombres cuyos fundamentos son similares, aunque sus objetivos pueden ser diferentes.



CONTEMPLACION.

Se puede realizar en cualquier sitio pero es preferible hacerlo en casa o en un consultorio. Este método consiste en centrar la atención o mirar fijo a un solo elemento, que puede ser variado: la luz de una vela, el fuego de una hornalla o de una estufa, una pared, una fogata, un río o el mar. Al principio la mente recibirá estímulos y recuerdos diversos pero a medida que progresa la concentración en la contemplación, dejaremos los pensamientos de lado y nuestra conciencia quedará "en blanco". Es lo que nos ocurre en forma natural cuando miramos televisión "sin ver", cuando miramos llover o cuando "nos colgamos".



OTRAS FORMAS DE RELAJACION

Los métodos citados pueden ser instruidos también por un profesional hasta que el paciente esté bien entrenado, y luego dependerá de su constancia que tenga un mayor o menor éxito.

La siguiente es una lista no excluyente de situaciones que han dado buenos resultados a muchas personas con problemas de contracción muscular o nerviosa.

Practicar ejercicio en forma regular.

Anotarse en maratones.

Hablar con alguien y contar lo que nos ocurre.
Darse un baño de inmersión con agua tibia por la tarde.

Darse baños de vapor.

Darse una ducha fría cuando hace calor.

Darse una ducha sueca o escocesa.

Arreglar las plantas.

Estar en lugares verdes.

Irse al río o pescar.

Cantar. Bailar. Bromear.

Hablar con un amigo.

Escuchar música.

Hacer trabajos manuales.

Tomar sol.

Tomar un vaso grande de leche entera tibia.

Leer una novela.

Concentrarse en el tic-tac de un reloj.

Concentrarse en un metrónomo.

Orar. Rezar. Ir a misa.

Pensar en alguien que uno quiere.

Estar con alguien que uno quiere

Mirar fotos agradables.

Salir a pasear.


CADA PERSONA DEBE ELEGIR SU MODO DE RELAJARSE Y SENTIRSE BIEN, PORQUE NADIE SABE MAS QUE UNO LO QUE LO CALMA Y HACE FELIZ.