jueves, 3 de julio de 2008

NUBES DE HUMO



NUBES DE HUMO

Hace pocos días leí un comentario del psicoterapeuta Gabriel Rolón, que afirmaba más o menos que los argentinos cada vez piensan menos y opinan más. Algo así era su comentario.

Entre las modalidades ya afectadas de los argentinos, está sin dudas pensar menos. Y sería sencillo si eso fuera todo.
Otros déficit cognitivos afectan, hablando en general, a nuestra población. Y digo en general, porque muchas personas se cuidan de sufrir de estos “males”. Y no los sufren.

Gran parte de nuestra población viven dentro de un presente eterno, estimulante, euforizante. Lo único que importa es el tema que se baraja en los medios Hoy.
Antes de ayer el la imparable inflación, ayer el Indec, hoy la patria sojera, “recién” Ingrid Betancourt. Propuestos como “todo temático”.

Así la pérdida de la memoria de mediano y largo plazo, es una de las características sobresalientes del ciudadano promedio. No tiene nada de particular. Es así.
Como la progresiva pérdida de la identidad.

No es raro entonces que queden sepultadas muchos elementos de nuestras vidas, para la prensa por lo menos, todo instante y noticia, todo flash y último momento. Todo imagen, todo exhibición.
Por eso “olvidamos” los temas secundarios, como la atención médica, los jubilados, el supermercado, la anomia social, los colectivos (ómnibus) que “nos aplastan”, la Inseguridad Omnipresente, el cohete de los precios, el famoso dinero que no alcanza (que falta), la “línea de pobreza”, la inutilidad del trabajar en relación con los logros,
las riquezas sospechosas y sospechadas por todos.

No pensar en nuestro diario vivir.
Esto no tiene nada de extraño.

Y ahora si no se ofenden, me voy a ver “Bailando con los sueños”, de exóticos cuerpos mucho más interesantes que todo el resto que nos pueda “ocurrir”. Ud. lo eligió, y yo también!
Redistribuyo… me voy para el living a mirar la tele.

3 comentarios:

  1. Cada tanto me pregunto a mi misma sobre "la línea pobreza" y todo lo que mencionás, el hambre de los niños me da toda la impotencia junta...pero bueno...asi estamos.

    Mientras tanto vos andá tranquilo a ver TV, pero tené cuidado porque los argentinos que miran asiduamente "bailando con los sueños" quedan tan giles mirando esos culos exóticos que luego son los que tienen las mentes mas afectadas y no sólo piensan menos, directamente hay algunos que ya no que no piensan ...

    Espero eso no te pase a vos, confío...

    Ahi te ves...!

    ResponderEliminar
  2. Monika:

    Confías bien.
    Por lo demás, coincido plenamente.

    Muy buen comentario.
    Víctor

    ResponderEliminar
  3. Y yo tambien me pregunto, ¿por donde quedaran sepultadas todas esas almas de esos seres humanos que hasta hace muy poco eran amparados por un sistema de Salud Mental de la Nacion?

    Porque en estos precisos instantes los Hospitales Borda y Moyano estan siendo literalmente "desarmados" por el jefe de gobierno para vender los predios!
    Y la lista continúa con los terrenos del Htal. Rawson, Htal. Muñiz, Htal. Rivadavia y el Instituto Nacional de Gastroenterología Udaondo....

    Adonde ira toda esa gente, cuando no exista mas el asignado "lugar de transición"(?), deambulando por la ciudad al mejor estilo norteamericano que padecen los "homeless", si es que no mueren antes por falta de atencion?

    Por mas nubes de humo que nos tiren, existen muchas otras realidades ademas de la perdida de la identidad.

    Y tambien perderemos a memoria...

    ResponderEliminar