lunes, 3 de febrero de 2014

CUANDO UN SER QUERIDO ENFERMA

Nuestro pequeño mundo cambia radicalmente; un terremoto recorre nuestras entrañas y no es fácil lidiar con él. Se dan explicaciones del estrés, síndrome post-traumático, lo que quieran, pero todo es poco para dominar nuestra erupción interior. No pensamos en esto a menudo porque angustia, nos angustia y lo  suscita en todos los que nos conocen. Esto solo quería explicar. Que todo cambia y uno se parece más a un loco que a otra cosa. Un loco por no poder expresar nuestro dolor. No tiene remedio fácil, no tiene solución salvo la recuperación de nuestro ser querido. Quizás por eso las personas recurren a todo tipo de religiones y magias y no los culpo porque es humano.


Y cuando nos afecta a nosotros la enfermedad, lo primero que pensamos es que debe haber algún error… “¿Por qué a mí? Si yo me cuido” como si cuidarse con una buena dieta y actividad física más alguna vitamina nos inmunizara de la enfermedad. No. No son cosas que les ocurren a los demás ya que los demás somos todos.  

1 comentario:

  1. ...No son cosas que les ocurren a los demás ya que los demás somos todos.

    Un fuerte abrazo víctor y todo lo mejor!

    ResponderEliminar