sábado, 6 de octubre de 2007

¿CUÁNDO ENFERMAMOS?


ENFERMAR : CUERPO Y PSICOLOGÍA

Cuando un sujeto enferma somáticamente hay, por lo general un órgano afectado y por eso cuando sufre de una úlcera es derivado a un gastroenterólogo que indica un tratamiento con mayor o menor éxito. Cuando sufre del corazón es enviado al cardiólogo. Así el cuerpo es tratado por partes sin considerar la cuestión inter-disciplinaria o la unidad mente-cuerpo, por mucho que se proclame lo contrario.

Así para la medicina tradicional somos un conjunto de órganos organizados de manera más o menos inteligente, cada uno cumpliendo con su función, separados unos de otros.
Pero hoy se sabe que todos los órganos corporales influyen sobre los otros órganos. Como una orquesta, cuyo director es el sistema nervioso, los órganos interactúan entre sí. Las hormonas y las defensas corporales, se sabe, pueden tener vinculación con el estado de ánimo de una persona. Y también, la recíproca, las palabras y relatos que nos “hacen mal”… pueden tener efectos físicos medibles.

Como sabemos que eso no es así existe la Psicosomática, la PNIE que son fuertes intentos de unir lo que hoy que se trata por separado.

Las fuentes más tres conocidas de "sufrimiento" humano, digamos aquí “excitación”, son la 1) psiquis, 2) el cuerpo, y 3) el mundo externo. El psiquismo por aquello mismo “no sabido” por nosotros mismos, que muchas veces nos determina. El cuerpo, por sus señales de placer y displacer, por los dolores, sus límites, el cansancio. El mundo externo nos ataca mediante muchas vías diferentes, de las cuáles frío/calor, húmedo/seco, golpes, accidentes, son sólo algunas de ellas.

Cantidades de “sufrimiento/excitación” no ligada provenientes de las fuentes mencionadas no logran ser tramitadas en lo psíquico, por lo que siguen otros caminos que incluyen pasajes al acto, y otros quantum que se descargan en el cuerpo. Sobre un órgano en particular. Y lo enferman.

Pero no basta con esto para que se declare una enfermedad somática, sino que hay otros elementos presentes en el "lugar" que favorecen a la vulnerabilidad del cuerpo hacia su destino final: la enfermedad o la muerte : la historia personal del sujeto, los traumas sufridos, las series complementarias, y la falta de una red social –familia, amigos, vecinos- en la que amortiguar los golpes naturales de la vida, determinan su predisposición a enfermar de una u otra cosa.

Los traumas previos o los impactos y agujeros previos (cuestión de términos), también acuden a la cita. Cuando una pierna se rompe, nunca vuelve a ser la misma pierna. Lo mismo ocurre con el psiquismo.

El medio ambiente contaminado por gas invernadero, azufre, la falta de agua potable y también ciertas modalidales singulares de la descarga, el acto cargado de humo, alcohol, drogas, y la insistencia de la angustia automática, conforman otros componentes de la auto-destrucción.

Otro elemento importante del enfermar, o de la conducta del sentirse enfermo, es la falta del otro en la realidad, el aislamiento, el desamparo, la falta de figuras significativas, la hipovitaminosis social que existe sin duda, la que ya conocemos bien en este país.

No debe ser casualidad que los sujetos “excluidos” (condenados a muerte) de su comunidad por el Shamán en las tribus de Haití, mueran inexorablemente en un lapso de semanas, no creo en la "condena" Vudú porque tiene su explicación bien diferente.

Cierta clase de pensamiento concreto, no rico ni simbolizado favorece el enfermar físico, que la escuela psicosomática de Paris (Marty) ha denominado "Pensamiento operatorio", desprovisto de ligazón, asociación o fantasía que no permite la elaboración posible. No permite desarrollar modalidades para afrontar la energía o estímulos enfermantes.

“Muchos perros contribuyen a la muerte de la liebre" dice un dicho popular, muchas causas contribuyen para que un sujeto enferme o muera. Sobre todo cuando no logra encontrar la forma de defenderse frente a la adversidad. Entonces, ¡enferma!

Es que el asalto de la excitación/sufrimiento sin descarga posible, producen en el soma más que la angustia señal, producen cambios inmunológicos, endocrinológicos, neurológicos, que no excluyen el "exceso de defensa" que afecta también al organismo. También puede producir la auto-eliminación biológica por vías no bien comprendidas. (Apoptosis)
Esta es solo la presentación de un tema, que es demasiado rico para desarrollar en un solo post.


2 comentarios:

  1. Outrageus and absolutely right!
    must post more of this please
    your'e a great philosofer and writer and thinker, pensador you call it?
    keep it up !, don't abandon it! (us)

    ResponderEliminar
  2. Outrageously and absolutely right! You must keep posting. You're a great philosofer, writer and thinker, pensador you call it?
    keep it up!, don't abandon it (us)

    ResponderEliminar