domingo, 5 de octubre de 2008

LAS PSICOTERAPIAS

LAS PSICOTERAPIAS


Humpty Dumpty sonrió desdeñosamente. -Pues claro que no..., y no lo sabrás hasta que te lo diga. Quiere decir que “ese debe ser un argumento aplastante para ti”.
· Pero «gloria» no significa «un argumento que aplasta» --protestó Alicia.
· “Cuando yo uso una palabra”—explicó Humpty Dumpty con un tono de voz más bien despectivo—quiere decir exactamente lo que yo quiero que diga..., no más ni menos.
· El asunto es—insistió Alicia—si Ud. puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas.
· La cuestión—contestó Humpty Dumpty—Es quién es el amo aquí..., y se terminó.
Alicia-Lewis Carroll
---------------------------------------
Dice en un “Actualidad Psicológica”, Héctor Fernández Álvarez, psicoterapeuta argentino: “La Psicoterapia se ha extendido notablemente en las últimas décadas. Hoy en día es un instrumento que se aplica, de manera creciente, a personas de distintas edades y condiciones sociales en todo el mundo… Los objetivos que pueden perseguirse con una psicoterapia psicológica… son muy variables, siendo los mas habituales el alivio sintomático, la resolución de problemas y la reorganización de la experiencia…”.

Obviando la cambiante historia de todas las técnicas que se utilizaron a lo largo del devenir humano, cuando no teníamos psicoterapia para aliviar el sufrimiento común por el hecho mismo de vivir y como afirma Shakespeare, por… “los mil golpes, los dardos del destino” … “porque no hay nada ni bueno ni malo que no lo hagamos cierto, con solo pensarlo”…, se podría afirmar que existen algunos condimentos básicos de todas las psicoterapias: 1) escucha, 2) presencia, 3) buena disposición, 4) mente abierta y no prejuiciosa, 5) tiempo suficiente, 6) aclaraciones idiomáticas necesarias, 7) aceptación de las diferencias (respeto), son todos elementos que también intervienen en cualquier relación humana de igualdad.

No solo nos perjudican los hechos traumáticos que nos impactan, sino también su eficacia traumática y el relato posterior (narración) que se hace de ellos, el significado “a posteriori” que se les otorga. Resignificación o dicho groseramente “nueva construcción sobre el pasado”… que ya no podemos saber a ciencia cierta como fue. Cuando un niño se lastima, sus padres pueden hacerlo objeto de un reproche para que se cuide más y le hablan de los “peligros del descuido”… así un simple golpe común en los niños, se vuelve algo más amenazador aún, por el relato posterior del entorno.

El mismo hecho de tener un lugar donde hablar y ‘nombrar’ a las cosas que nos preocupan o que estamos sintiendo puede tener un efecto tranquilizador, quizás porque estamos hablando libremente de algo que tiene especial importancia para nosotros.
Ocupar un sitio desde donde cambiar el temor.

El desarrollo mismo de nuestro relato parece ir cambiando nuestro estado de ánimo y al relato en sí mismo. ¿Poder transformador del relato?... Eso parecen afirmar quienes se dedican a escribir, otro modo de relatar en forma muda, por ejemplo.

2 comentarios:

  1. La terapia permite que de tu boca salgan cosas de las que ni tu consciente estaba enterado o simplemente no podías poner en palabras específicas y concretas varios mundos de significados. El poder de la verbalización y de escucharse es muy amplio, considerando que a veces sólo es necesario saber cuál es el problema para estar dispuesto a solucionarlo.

    Muy buen análisis..

    Saludos!!

    ResponderEliminar