jueves, 25 de octubre de 2012

SECRETOS DEL SEXO



“Bella es la que usted o yo consideramos bella”

Este título es engañoso como esos remedios cuyo envase promete rejuvenecer, pero el contenido es la mera "sopa de Pollo" o vitaminas.
Muchos de nosotros tratamos de mejorar nuestra vida sexual mediante el uso de ‘recetas’ no siempre felices: alcohol, bebidas energizantes, hormonas, drogas diversas, hierbas y el famoso Sildenafil.
Parece que solo nos importa ‘cumplir’ (¿estuve bien?) en lugar de disfrutar, pero si uno parte de esto, el fracaso está asegurado.
No es un campeonato de eficacia; solo se trata de disfrutar lo máximo posible, sin buscar Nirvanas ni la perfección.
El órgano sexual más poderoso es el cerebro: la capacidad de crear fantasías e imaginar placeres. Excitarnos. Y eso no depende de cuerpos bellos, de ligas u otros fetiches, un disfraz de enfermera ni de la ropa transparente, aunque puedan ayudar. Sugiero que los velos o disfraces de Geisha pueden ayudar a aguzar las fantasías ya que todo lo que sugiere es más ‘hot’ que lo mostrado abiertamente.

En hombres la vida sexual es una importante fuente de auto-estima, de auto-importancia; no tanto en las mujeres que además del sexo buscan otras cosas de una relación: compañía, amistad, ternura, protección, etc.
Y nunca se insistirá lo bastante sobre la importancia de la buena salud sin que importe la edad. Tener un buen estado físico –caminar o trotar varias veces por semana, rebajar de peso, comer sano- son los requisitos esenciales de una buena vida sexual casual o establecida. La pasión se basa en el cuerpo biológico.
Y el prestar más atención al compañero y los juegos previos definen mucho más a la pasión, aunque nunca tenemos tiempo para jugar y nos vemos sumergidos en mil actividades que conspiran contra nuestras ganas de vivir o placer.
Nuestra sociedad otorga poca importancia al placer corporal que puede ser fuente de grandes ganas de vivir y alegría. Los problemas de toda clase son antisexo y tal vez debamos pensar cómo evitar que nos malogren.     
No hay leyes ni desempleo alguno que nos obliguen a “borrarnos” de la vida y el amor porque nuestra responsabilidad es estar bien y muchas veces cuesta mucho, pero vale la pena.
Picasso decía que “el amor es la mayor renovación en la vida”, ¿por qué negarnos esa dicha? No hay dinero que lo pague.

1 comentario:

  1. Esta mas que claro que sin tensión sexual.. no se puede vivir, o estas muerto en vida..

    y esa tensión lleva al disfrute y a la pasión..

    y a la felicidad..

    cada cual la busca como sabe..

    el amor es inmenso.. y lo abarca todo, no hay mas que buscarlo es como la belleza .

    Un abrazo gracias por tu amabilidad para conmigo a través de Mi Mirada Sencilla..

    Un placer estar por este lugar..

    y un placer conocerte.. en persona con tu foto directa y abierta al mundo.

    ResponderEliminar