martes, 16 de enero de 2007

¡LO QUIERO TODO YA!



Las Fotos de Zoa

¡LO QUIERO TODO YA!

No es la frase de un jefe de oficina nervioso. Es la forma en que vivimos en el siglo XXI. Estilos de vida que se imponen desde la forma de producción y los medios. Por eso quizás se inventó el zapping o el ver 40 canales pero no ver ninguno. Necesidad de satisfacción inmediata.
Aunque nunca se satisfaga nada, porque terminamos queriendo “otra cosa”. No era “eso”, no. Nunca es “eso”…

De ahí los problema adictivos, cigarrillos, comidas, compras, drogas, juego compulsivo, todo lo que dé un resultado “de inmediato”. Por eso la gente compra autos súper-veloces para ir más rápido no se sabe adonde, o para suicidarse, pero con clase.
La velocidad para producir más, velocidad para enriquecerse, para hacer el amor –que no vemos a perder el tiempo tres horas en una cama- coitos prematuros que acaban antes de empezar o que duran lo que un suspiro. “Rapiditos” o como dicen los estadounidenses “quickies”. Dos minutos, eyaculación. Punto. Satisfacción garantizada (¿?).

Redacciones de los diarios y revistas donde cambian artículo tras artículo hasta dar con el “bueno” pero éste nunca aparece o no se sabe, porque ahora pocos leen.
Leer es una costumbre perimida porque consume mucho tiempo y hay que concentrarse.
El televisor es un medio mucho más inmediato, de “saberlo todo”. Cantidad de cosas que no sirven para nada. Pero alivia el dolor, calma, duerme, idiotiza… igual que un tranquilizante.

Este carrusel alocado no va a parar. Lo máximo que puede hacer un individuo hiperproductivo, súper consumidor, siempre apurado… es bajarse de la carroza y entender que si hay que apurarse y correr siempre, es mejor tirarse a dormir o tomarse un vaso de buen vino.

Gracias, no hay de qué, ya bastantes problemas tengo como para vivir dentro de una maratón interminable…

6 comentarios:

  1. Todavía se puede vivir de otra manera... es un lujo que algunos podemos darnos, a veces a pesar nuestro.

    ResponderEliminar
  2. Todavía se puede vivir de otra manera... es un lujo que algunos podemos darnos, a veces a pesar nuestro.

    ResponderEliminar
  3. Ingreso a tu casa de arte, letras y más, para agradecerte el link a mi castillo (blog) sobre Pizarnik.

    Un beso,

    La Maga

    ResponderEliminar
  4. Y la más vigente de las adicciones... la permanencia durante horas en las salas de Chat: salas de enmascarados que todo lo saben (y si no, lo inventan); baile de disfraces, revoleo de miradas sobre uno mismo, ombligos enanos autoeróticos, mercadeo de imágenes que se venden al mejor postor (o al más tonto)…
    PC: nueva cajita que alivia el dolor de algunos, idiotiza a muchos y satisface las perversiones de unos pocos.

    ResponderEliminar
  5. Por ejemplo, me parece que los blogs son a veces formas precipitadas de expresarse, sin detenerse a pulir, para publicar en forma. Se espera la gratificación inmediata del comentario de los lectores. Son, la mayoría de ellos (los blogs) tan futiles y pasajeros como el envase de las Coca Colas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues, decía en un intento de comentario anterior... que tu post me había recordado una metáfora que una profe mía había usado para el trastorno borderline comoun saco roto imposible de conservar el afecto. Pensaba en eso porque el ansia de información, de estimulación, y de un largo etc... me parece que está para llenar agujeros en alguna parte. No sé si ed afecto en el sentido más clásico de la palabra... sí me parece que es posible de asimilar con la seguridad o la fascinación de la novedad.
    No se lo que quiero pero lo quiero todo y lo quiero ya... pero que sea interesante y automático.



    PS: no supe como poner mi identidad wordpresss asi que tuve que ingresar con identidad blogger de blog cerrado... un abrazo... Carola jorquera.

    ResponderEliminar