viernes, 9 de febrero de 2007

CUIDADO CON LA CYBER-ADICCION


Los internautas pueden correr de un peligro del que deben estar advertidos.

El cuadro es conocido. Cuando uno no conecta con Twitter ni prende el MSN durante tres días, los amigos le preguntan… ¿no fuiste a trabajar? o… ¿estás enfermo?
Los locutorios repletos siempre, son otro fenómeno conocido. 

Utilizar el Internet con fines personales ya es un derecho adquirido en la mayoría de los trabajos, como ir a tomar el café o charlar con la secretaria.

• Los niños y adolescentes pasan largas horas del día con los video-juegos y las redes sociales.

• Otros no tan niños, pasan horas del día en juegos virtuales. Pierden dinero y valores.

• El cyber-sexo o la cyber-amistad están bastamente extendidos. Uno puede tener varios amores en Twitter. Son horas de comunicación epistolar o erótica. 

El adulterio virtual es la última moda. Se reemplaza a los caros albergues transitorios por el económico y discreto locutorio o con el teléfono "inteligente".

• Los amigos virtuales a quien encontramos siempre, se vuelven más importante que los amigos reales.

• Muchas mujeres esperan a sus maridos en la cama, mientras éste lee las últimas noticias, chismes y se comunica por el Internet.

• Muchas adicciones pueden efectivizarse o empeorarse por el Internet: juego compulsivo, shopping compulsivo, intercambio de acciones o juegos de la bolsa.

Los argentinos vivimos conectados día y noche, en un país que tiene una computadora cada dos personas.

Las características de la adicción no se determinan por la cantidad de tiempo que pasa una persona en la red, porque mucha gente está conectada gran cantidad de horas por semana debido a su trabajo y otros pasan fines de semana enteros conectados.

CUANDO SE PASA MUCHO TIEMPO EN LA RED Y ESTO COMIENZA A AFECTAR A LA SALUD FISICA Y MENTAL – OJOS ENROJECIDOS, PROBLEMAS VISUALES, DOLORES POSTURALES, O 1) NECESIDAD PERMANENTE DE ENTRAR EN LA RED, 2) IRRITABILIDAD Y MALHUMOR CUANDO NO SE PUEDE ENTRAR POR UNOS DÍAS, 3) EXCESIVA PREOCUPACIÓN CUANDO NO SE RECIBEN LOS CORREOS ESPERADOS.
Y CUANDO LA RED INTERFIERE CON EL SUEÑO ADECUADO (CUANDO NOS QUEDAMOS HASTA LA MADRUGADA); DESCUIDAMOS EL HORARIO DE LAS COMIDAS; COMEMOS UN SANDWICH SIN ACUDIR A LA MESA FAMILIAR; CUANDO EMPEZAMOS A LLEGAR TARDE A NUESTRAS OBLIGACIONES; CUANDO NO PRESTAMOS NINGUNA ATENCIÓN A NUESTRA FAMILIA; CUANDO NUESTRA ÚNICA DIVERSIÓN ES EL INTERNET. ¡AQUÍ HAY UN PROBLEMA!

Algunos de los síntomas incluyen:

1) Sensación de euforia al estar conectados.
2) Sensación de estar haciendo algo grandioso, una obra de arte.
3) Incapacidad de detenerse.
4) Desear pasar cada vez más tiempo en la computadora.
5) Descuidar aseo, familia y amigos.
6) Sentirse vacío o deprimido fuera de la computadora.
7) Ojos enrojecidos y sequedad visual.
8) Dolores de cabeza, nuca y hombros.
9) Dolores de espalda.

La adicción al Internet es un fenómeno relativamente reciente, pero la Asociación de Psiquiatría de Estados Unidos sumará estos síntomas como nueva adicción, a su Manual de diagnóstico de enfermedades mentales DSM V durante el año próximo.

Parece mentira, pero es verdad.

Recientes estudios médicos indican que hay mucha gente que está sufriendo de serios problemas adictivos, debido a su excesiva dedicación a la red, como única actividad.

Parece que próximamente los cibernautas visitarán a los especialistas en salud mental, mucho más seguido.

Los dejo porque tengfo el teléfono lleno de twitts, descubrí un nuevo sitio porno y un casino “para ganar”, no me quiero perder el último ranking del directorio, las fotos de Pamela Anderson y lo que acaba de pasar en Gran hermano 2013. Ando “ocupado”.

¡Adio!.


4 comentarios:

  1. Los síntomas de adicción que comentas se parecen a los de cualquier otra adicción, es decir, si no puedes pasar unos días sin conectarte, o te sientes irritada si eso ocurre, o si descuidas otras actividades, estamos hablando de algo, que mas que ser un complemento se convierte en un problema.
    Pero también es cierto, que una vez que se ha probado la capacidad de este medio, a mi personalmente, las actividades profesionales que antes me atraían, ahora las veo algo huérfanas, si no se realizan con algún medio virtual.
    Las últimas jornadas de trabajo a las que asistí, las noté “rancias”, eran como siempre, unos conferenciantes ilustrando a los oyentes, y esperando el final para el turno de palabra.
    Me he acostumbrado a la conversación compartida, y me resulta difícil seguir con esquemas clásicos, a la hora de compartir conocimientos, experiencias.
    Pensaba haber escrito un post sobre este tema, pero el tiempo de la vida real, condiciona el tiempo de creatividad y de reflexión.
    Todo en su justa medida, o como decía algún griego famoso, “en el punto medio está la virtud”.
    Saludos cordiales.

    PD.- Perdona el comentario tan largo, como ves parece un post. Ainnsss.

    ResponderEliminar
  2. Y ME DUELE LA ESPALDA TRAS LEER ESTE ARTÍCULO, Y LOS OJOS Y TODO LO DEMÁS... POR ALGÚN EXTRAÑO MOTIVO IMAGINÉ QUE ERAS UNA CHICA METAFÍSICA ONDA "LA MAGA" DE CORTAZAR (YA SABES, POR LA FOTO Y ESAS COSAS)... EN FIN ACÁ EN MÉXICO ESTAMOS UN POCO MEJOR (¿SERÁ?) PORQUE SÓLO UNO DE CADA CINCO MEXICANOS TIENE ACCESO A UNA COMPUTADORA, A MAYOR REZAGO MENOR EMBRUTECIMIENTO, SUPONGO... SALUDOS HASTA ARGENTINA... POR CIERTO Y HABLANDO DE AMIGOS VIRTUALES ¿TÚ TAMBIÉN CREES QUE CUANDO ESCRIBO EN MAYÚSCULAS ESTOY GRITANDO? PROTOCOLO...

    ResponderEliminar
  3. Jajaja! Yo soy cibernauta casual asi que no hay problema. Interesante tu blog, entré a verte por Miriam, si Miriam la de lopeordelmercado, me gusta su blog y leí tus comentarios.

    ResponderEliminar
  4. ¿Alguien sabe de qué síndrome sufren los psicólogos?

    ResponderEliminar