martes, 29 de mayo de 2007

PARA REDUCIR EL STRESS (II)


Continuamos la serie de técnicas que pueden ayudar a relajarnos.

Si desean conocer el principio, paradójicamente, es la segunda nota hacia atrás, o mejor dicho hacia abajo.

CONTEMPLACION.

Se puede realizar en cualquier sitio pero es preferible hacerlo en casa o en un consultorio. Este método consiste en centrar la atención o mirar fijo a un solo elemento, que puede ser variado: la luz de una vela, el fuego de una hornalla o de una estufa, una pared, una fogata, un río o el mar. Al principio la mente recibirá estímulos y recuerdos diversos pero a medida que progresa la concentración en la contemplación, dejaremos los pensamientos de lado y nuestra conciencia quedará "en blanco". Es lo que nos ocurre en forma natural cuando miramos televisión "sin ver", cuando miramos llover o cuando "nos colgamos".

RESERVANOS UN RATO PARA "ANGUSTIARNOS".

Durante todo el día y al acostarnos no dejamos de pensar en la fiebre del nene, ese informe que nunca podemos terminar, mi marido/mujer que no participa de las decisiones, ese Jefe que no nos da tregua, la carestía de la vida, ese colectivo que invariablemente se nos escapa, los embotellamientos de tránsito que nos siguen peor que perro faldero. Muchas veces nos acompaña un nudo en la garganta o la famosa opresión en el pecho que vibra velozmente al son del corazón. Lejos estamos de lo que deseamos, de nuestro mundo interno y de nuestros sueños de la juventud. Pero en lugar de dar la partida por perdida y pasar vidas miserables "preocupándonos a cada rato", podemos usar una técnica sencilla que consiste en reservar un momento del día para "angustiarnos". Una hora a nuestra elección que dedicaremos a pensar en todo lo que va mal, golpear almohadones, gritar o insultar si es necesario, y preguntarnos una y mil veces por qué el destino es tan injusto con nosotros. Una vez pensados todos los problemas y cosas que van mal, podemos relajarnos y olvidar todo el asunto para concentrarnos en el "aquí y el ahora". Después de vivir ese "infierno" interior y de maldecir lo que sea necesario, estaremos libres de seguir viviendo el día pensando en alguna otra cosa, y ocuparnos de algo que nos permita salir del pesimismo. Luego, el simple hecho de realizar una tarea concreta, de concentrarnos en algo manual o mental podrá también ayudarnos a dejar por un rato a las preocupaciones de lado.

OTRAS FORMAS DE RELAJACION

Los métodos citados pueden ser instruidos también por un profesional hasta que el paciente esté bien entrenado, y luego dependerá de su constancia que tenga un mayor o menor éxito.


La siguiente es una lista no excluyente de situaciones que han dado buenos resultados a muchas personas con problemas de contracción muscular o nerviosa.



* Ocuparse de algo de inmediato.
* Practicar ejercicio en forma regular.
* Anotarse en maratones.
* Darse un baño de inmersión con agua tibia por la tarde.
* Darse baños de vapor.
* Darse una ducha fría cuando hace calor.
* Darse una ducha sueca o escocesa.
* Arreglar las plantas.
* Estar en lugares verdes.
* Irse al río o pescar.
* Cantar. Bailar. Bromear.
* Hablar con un amigo.
* Escuchar música.
* Hacer trabajos manuales.
* Tomar sol.
* Tomar un vaso grande de leche entera tibia.
* Leer una novela.
* Concentrarse en el tic-tac de un reloj.
* Concentrarse en un metrónomo.
* Orar. Rezar. Ir a misa.
* Pensar en alguien que uno quiere.
* Estar con alguien que uno quiere
* Mirar fotos agradables.
* Salir a pasear.

CADA PERSONA DEBE ELEGIR SU MODO DE RELAJARSE Y SENTIRSE BIEN, PORQUE NADIE SABE MAS QUE UNO LO QUE LO CALMA Y HACE FELIZ.



1 comentario:

  1. Esto sí que es más que curioso. Acaba de suceder: Estaba yo muy tranquilo navegando por la internet, pasando el rato, aburrido ya de visitar siempre las mismas páginas y de chequear por quincuagésima vez mis casillas de mail,cuando en medio de la efímera felicidad de saber que mañana es feriado me acordé de que el martes tengo que volver al laburo y... zas! la palabra mágica: Stress!!! Claro, yo lo sufro como tantos millones. Entonces, decidí darle un uso más provechoso a internet, y puse: "técnicas para reducir el stress". Comencé a mirar los primeros resultados de mi búsqueda, cuando, de pronto, me encuentro con este sitio, y grandísima (y grata) fue mi sorpresa cuando veo que fue escrita por un tal Víctor Michelón. Joder, me dije, será el padre de Julia? La tentación fue más fuerte, le di click al link ... y aquí estoy. Cuando vi la foto de Julia casi me muero... jajaja!!! al final se trataba del Víctor que yo conocí nomás.
    No quería dejar pasar la oportunidad de saludarte, y de expresarte que tengo los mejores recuerdos de tu persona. Me alegra mucho saber que estás bien, y prometo interiorizarme en tu blog, siempre es bueno leer alguna opinión inteligente.

    Te mando un gran abrazo y realmente ha sido una alegría encontrarte en el cyberespacio!!!

    Hasta pronto.
    Diego

    PD: trataré de poner en práctica las tecnicas de reducción de stress!!!

    ResponderEliminar