viernes, 18 de mayo de 2007

Ud. es un Gran Escritor (Posiblemente)...


Algunas personas que me quieren me dijeron que escribo mejor cuando escribo "para joder" o divertirme, que cuando trato de parecer muy sesudo. Personalmente, creo que no escribo bien en un caso ni en el otro caso. ¡No hay caso!.
Otras personas queridas me han dicho, que según recuerdan, a mí siempre me gustó escribir. Al punto que con mis amigos, aburridos del Intérvalo y El Tony, creábamos nuestras propias historietas que nos mostrábamos entre nosotros. Hasta que cumplí unos 12 o 13 años y tuve que crecer, como cualquier hijo de vecino.

La cuestión me sigue dando vueltas en la cabeza muchos años después.

¿Cualquiera puede o debe escribir?... Oh !, opinólogos somos todos por estructura de las cuerdas vocales, aunque más no sea para escuchar y difundir chismes, que eso si está bueno.

Ud. puede ser el próximo Shakespeare o Miguel de Cervantes Saavedra, pero no lo podremos saber NUNCA si no se escribe algo.

Así que torturado por mis sentimientos de aspirante a escritor, busqué a una autoridad más allá de toda sospecha, o lleno de ellas... hasta las manos... "Depende"...
y así encontré como entretenerme un rato para convencerlo que su blog vale la pena aunque existan 70 millones de blogs.
Como yo "valgo la pena" a pesar que hay por ahí otros 6.500 millones de tipos que dicen lo mismo que yo. Que son importantes. ¿Quien me quita lo bailado?... para mí que soy importante para mí !.

Y si cree que le estoy mintiendo, vea lo que dice Lacan mismo, sobre el no entender nada de nada...

Extracto de una entrevista a Lacan.


Y, ¿qué piensa de Norman Brown?

Brown es un buen ejemplo de cómo puede hacerse una obra perfectamente aireada, sana, eficaz, inteligente, reveladora, con (107)la sola condición de que un ingenio no prevenido (en efecto, Brown no se había ocupado nunca de estos temas) se tome la molestia de leer a Freud, de la misma manera que se leen otras cosas cuando no se está cretinizado previamente por mixtificaciones de baja vulgarizacion. Por ejemplo, hay gente que habla de Darwin sin haberlo leído nunca: lo que comúnmente se llama «darwinismo» es un tejido de imbecilidades, en el que no se puede decir que las frases que se citan no hayan sido extraídas de Darwin, pero que no son más que unas cuantas frases cosidas, con las que se pretende resolver todo, y en las que se describe la vida como una gran lucha y en la que todo funciona con el predominio del más fuerte. Basta abrir a Darwin para darse cuenta de que las cosas son algo más complicadas. De la misma manera que hay una lectura de Freud, la que se enseña en los institutos de psicoanálisis, que impide leer a Freud con cierta garantía de autenticidad. Y entretanto, un recién llegado, que obtiene una beca de estudios de la W.W.L. para que escriba algo sobre Freud –desde luego, alguien que no sea un estúpido – de repente escribe un libro revelador. «Esto es lo que significa Brown. Esto y nada más».

Si lo entendió solo me queda leerlo. No prive a la humanidad de su excelsa literatura y piense sobre todo que está más capacitado que Cervantes Saavedra, porque al "Manco de Lepanto" le faltaba una mano, pero a Ud. NO.
Recibo sus Obras Completas... lo representó !.


1 comentario:

  1. Exactamente, si bien desconfio de mis virtudes como escritor, creo que el humor es lo mio.
    Saludos

    ResponderEliminar