martes, 22 de mayo de 2007

Psicoanalizarse


Renacer-Pintura de Mónica Perrone, artista plástica argentina

¿ CUANDO PSICOANALIZARSE?

Cuando cree que todo en su vida está bien y posee la situación económica, social y familiar que desea; cuando según los demás Ud. tiene todos los elementos para ser feliz, según sus propios parámetros, pero... algo no le cierra, no se siente bien. Pese a todos sus bienes y virtudes se siente "mal" y me refiero a sentirse ansioso, angustiado : la sensación que pese a que está Todo, algo falta, algo que ni Ud. mismo sabe qué es. Lo piensa de un modo, lo piensa de otro, no hay razones para desear "otra cosa" que lo que Ud. eligió.

Como no soy muy elocuente con respecto a este tema, veamos un fragmento del relato "El Perseguidor" de Julio Cortázar, que protagoniza un músico talentoso. Tal vez< Ud. vea en estos breves párrafos algo común en la condición humana.

"No se puede decir nada, inmediatamente lo traduces a tu sucio idioma. Si cuando yo toco tú ves a los ángeles, no es culpa mía. Si los otros abren la boca y dicen que he alcanzado la perfección, no es culpa mía. Y esto es lo peor, que lo que verdaderamente te has olvidado decir en tu libro Bruno, es que yo no valgo nada, que lo que toco y la gente me aplaude no vale nada, realmente no vale nada....
...Bruno, toda mi vida he buscado en mí música que esa puerta se abriera al fin. Una nada, una rajita... Me acuerdo de Nueva York una noche. Un vestido rojo. Sí, rojo, y le quedaba precioso... Miles tocó algo tan hermoso que casi me tira de la silla, y entonces me largué, cerré los ojos, volaba....
Era la seguridad, era el encuentro, como en algunos sueños ¿ no te parece ?, cuando todo está resuelto,Lan y las chicas te esperan con un pavo al horno, no atrapas ninguna luz roja, todo va dulce como una bola de billar... Por un rato no hubo más que siempre... y yo no sabía que era mentira, que eso ocurría porque estaba perdido en la m´música, y que apenas si acababa de tocar...
Me pareció... pero hay que ser idiota... me pareció que un día iba a encontrar otra cosa. No estaba satisfecho, pensaba que las cosas buenas, el vestido de Lan y hasta Bee, eran como trampas para ratones, no sé explicarme de otra manera... Trampas para que uno se conforme, para que uno diga que está todo bien. Bruno, yo creo que Lan y el Jazz, sí, hasta el jazz, eran como anuncios en una revista, cosas bonitas para que me quedara conforme, como te quedas tú porque tienes París y tú mujer y tú trabajo...Yo tenía mi saxo... y mi sexo, como dice el libro. Todo lo que hacía falta. Trampas, querido... porque no puede ser que no haya otra cosa, no puede ser que estemos tan cerca, tan del otro lado de la puerta..."

La cultura en sí conlleva un malestar indefinible hijo de las renuncias y concesiones, tal vez porque demasiados barnices civilizados nos alejaron de nuestra propia naturaleza como seres humanos
.

4 comentarios:

  1. Hijole y ahi voy yo con mis "mochismos" que para mí no son tanto... miré usted yo pienso que el arte, y esas ventanas que se abren a la eternidad como "una nada, una rajita no mas" sólo son eso, algo q nos permite vislumbrar que debe haber, que hay algo más; pero el vacío solo se llena con lo pleno y lo único pleno es Dios. no se creo q sean barnices de cultura, de civilación o de exquisites, toda raza en todo tiempo ha creado la manera de abrir esas ventanas, por que? porque como dice Eclesiastes "pusiste eternidad en el corazón de ellos". Chau amigo, un abrazo, y amo a Cortázar.

    ResponderEliminar
  2. Fé de erratas:
    "no creo que sean barnices de cultura, de civilisación, o simples exquisiteses".
    y la cita bíblica completa es Eclesiastés 3:11.

    Perdón estuve un poco "sope" ayer... buff!

    ResponderEliminar
  3. El ser humano tiene miedo de aburrirse....y busca atajos.
    Linda entrada Victor, gracias siempre por tus visitas y caídos comentarios.
    Cariños.

    ResponderEliminar