domingo, 17 de junio de 2007

¿AMIGAS O CÓMPLICES?



Desde hace siglos la amistad siempre fue un terreno de los varones y entendida como una virtud. Hasta unos 30 años atrás y desde el siglo XIX, los café y bares de Buenos Aires estaban llenos de amigos: Varones. Las características de la amistad masculina abarcan al deporte, los laburos, las conversaciones sobre mujeres, la lealtad, el aguante. Amigos desde chiquitos, amigos nada más.
El fútbol, el potrero, el club, el café y los bares, la barra, las cofradías universitarias, la conscripción, eran territorio sagrado de los hombres.
Ninguna de las jóvenes heroínas de los cuentos infantiles tenía amiguitas. Cenicienta, Blancanieves, Caperucita, Alicia, no tenían amiguitas en quien confiar. Eran amigas de las hadas, de los elfos, de los animalitos del bosque, de los leñadores. En ningún cuento infantil importante aparece una amiguita.
Lo mismo ocurre en la historia y en la mitología: Cleopatra, Juana de Arco, Juana Azurduy, Manuelita de Rosas, Helena de Troya, Ginebra (Genevieve), Eva Perón, Florencia Nightingale, Antígona, Penélope, no se caracterizaron por contar con muchas amigas (pares)

Sin embargo más recientemente la amistad femenina ya es un hecho, no exclusivamente masculino. “Friends”, “Sweet Charity”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Telma and Louise”, “Volver”, son ejemplos cinematográficos de mujeres que hacen algo más que hablar por teléfono o ser atendidas.

Según recuerdo, hasta hace unos 30 años, las mujeres de clase media y alta tenían una corte que las asistía, mamá, maestra, mucama, modista, dentista, verdulero, carnicero, vecinas, ginecólogo, psicoanalista y sigue la lista… pero no tenían amigas verdaderas.

Las mujeres de clases medias expresan más lo que les ocurre, se lo comentan con mayor precisión a su médico o psicólogo y también entre ellas utilizan más su lenguaje tan particular… la boutique, shopping, zapatero, peluquero, las mechas, ropas, hijos, crianza de los hijos, maridos. 

Claro que hay una versión que afirma que la amistad entre mujeres oculta celos, rivalidades, envidia, rumores, incapacidad de guardar los secretos más profundos.

No hay hasta la fecha ningún estudio ni ensayo sobre las mujeres actuales que explique o de cuenta de estas situaciones. Pero la cuestión femenina o lo que van imponiendo las mujeres, sigue avanzando hasta el punto que varias mujeres ya han sido jefas de estado u ocupado puestos importantes en la política: Eva perón, Isabel II, Margaret Thatcher, Hillary Clinton, Segollenne Royale, Michelle Bachelet, para mencionar solo las más obvias.

Dicen que el mundo sería mejor si este fuera gobernado por mujeres… ¿Ud. que piensa?



3 comentarios:

  1. Orale, si Cleopatra, Eva Peron y medio mundo mas de mujeres con destino fatal, no tenian amigas ahora entiendo porque les fue como les fue... Yo no tengo muchas amigas mujeres, pero si algunas y sobre todo mi mejor amiga, y es divertidisimo contar con ella para reir hasta orinar, o llorar hasta dormirme, salir con ella de compras y gastarnos todas la plata, o sólo para mirar escaparates cuando no tenemos lana, quiza alguna vez hemos tenido algun tipo de rivalidad pero es mas lo mucho que nos queremos y divertimos que ninguno tipo enojo o rivalidad, ademas que me conoce como nadie, y es mas leal que nadie...

    No se si lleguemos a ser presidentas, por lo menos de México esta dificil, somos una sociedad muy machista... Y tampoco se si seasmos mejor gobernando la mayoria de la mujeres son horribles jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Licenciado, en relación al mundo gobernado por mujeres, tenga una teoria. Sustento que las mujeres eran las detentoras del poder, pero, en algún momento salieron de compras y en una rapida acción, las dejamos con ganas de poder. Eso no significa que en cualquier momento, en el medio de un Boca-Gremio, o cosas de ese tipo, tengamos una sorpresa....Chi lo sa!!!

    Sigo leyendo tus escritos, buenísimos.
    Un abrazo

    Jorge Solari

    ResponderEliminar
  3. Bueno entre una y otras siempre hay una gran rivalidad, jamás verás en ningún libro de historia la mejor amiga de alguna mujer importante, y menos verás con el pasar del tiempo si te rodea alguna que tendrá una gran amiga. Me ha tocado ver los diferentes aspectos por los cuáles a pasado mi hermana desde chica hsta adulta, y se nota a leguas que van desconfiando de cualquiera que se les acerque como buena amiga y que sea simpática. Así que van cambiando con el tiempo, pienso que por experiencias propias.

    Saludos!!

    ResponderEliminar