miércoles, 6 de junio de 2007

JUVENTUD, ¿DIVINO TESORO?



JUVENTUD, ¿DIVINO TESORO?

Aludo a que muchas personas creen que para estar bien, bien, digo… no solo hay que tener una cuantas pelas encima y en el banco, la computadora y el auto, el depto. Propio, sino que… además, siempre hay uno, hay que ser joven. Descaradamente joven. Es que sus sueños y deseos les hacen concebir algún estado de embriaguez pura, también denominada “felicidad”, que es uno de los mayores bienes a tener/consumir. Dicen… no tiene problemas porque es joven (¿?).

Y como suele ocurrir... tampoco. Quien escucha los testimonios de primera mano de los jóvenes, quien es joven o recuerda su juventud, recordará que es una dura prueba de la vida… sin conocer los propios medios, o amores, o posibilidades, sin una inserción “correcta” dentro de una sociedad que no se entiende, rodeados por personajes que dicen sabérselas todas, y terminando uno solo porque los seres queridos, ya grandes, van terminando en el momento exacto en que uno comienza… Ironías…

Que cada etapa marca los caminos, que cada dolor destaca su alegría, que en lo oscuro y anegado resiste la vida… en épocas difíciles lo más fácil y tentador es creer que alguno lo “tiene todo” o que se salva de sufrir como bien nos toca a todos los demás. Fantasías…

La mejor edad es la que se tiene si uno anda en paz con uno mismo y con las tramposas cartas que nos tocaron en la vida, porque nadie las elige. Te vienen de pequeño, el mazo entero, determinando si eres lindo o feo, varón o nena, rico o desnutrido, con o sin tus padres, deseado u odiado... que esas cartas vienen marcadas… cualquiera lo advierte.

Lindo sería el mundo si lo fuera, aunque por ahora, por ahora, es esto ¡!.


1 comentario:

  1. Hola, soy "Arena".
    Me gusta el tema que tratas. El culto a la juventud ha sido desmedido, aunque parece ser que va en receso. Hay quien disfruta de una juventud de lujo, pero creo que las metas se consiguen después.

    Saludos, amiga, interesante.

    ResponderEliminar